Robot cirujano en Colombia

Luis Eduardo Cavelier, gerente de la Clínica de Marly, manipula el robot Da Vinci, su nuevo asistente de cirugía.

En el mundo sólo existen 2.000 robots Da Vinci y en Latinoamérica hay únicamente cinco:  en Brasil,  Chile, México, Argentina y Venezuela. Su costo es extremadamente alto, por eso es un gran logro que una clínica colombiana haya podido adquirirlo. Por el momento, sólo cuatro cirujanos de la Marly están capacitados para realizar intervenciones con la asistencia de esta máquina, que recibe su nombre en honor a Leonardo da Vinci, quien en 1495 diseñó los primeros planos de un robot humanoide.

En principio, este moderno aparato será utilizado en operaciones de próstata, ginecológicas, intestinales y bariátricas. Dentro de un tiempo, y cuando haya más médicos entrenados, también se empleará en intervenciones pediátricas y del corazón. Julián Sotomayor, uno de los cirujanos capacitados para manejar a Da Vinci, asegura emocionado que se trata de una máquina muy especial, un avance extraordinario de la ciencia, que debe manipularse con movimientos sutiles pues es demasiado sensible.

Cavelier explica que las ventajas de realizar una cirugía robótica son enormes. Por ejemplo, permite ver las estructuras del organismo mucho más grandes y de esta forma los médicos tiene más posibilidades de preservarlas, ya que a veces las arterias son tan diminutas que se ven afectadas en la cirugía y esto puede, en algunos casos, contribuir a que una persona que es operada de la próstata, por ejemplo, después de la intervención quede con problemas de incontinencia urinaria o impotencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*